LA SEDUCCIÓN, UN ARTE INNATO QUE SE PUEDE PERFECCIONAR CON TÉCNICAS SENCILLAS

Gentileza Lic. Diana Resnicoff.

Durante el IX Congreso Español de Sexología  ( Junio 2006) se celebra un taller en que se enseñarán habilidades para mejorar la seducción.

· La seducción se puede practicar y hacer más efectiva si se cuida el lenguaje verbal y corporal

· Hay muchas formas de seducir: cada uno tiene un estilo particular y personal de hacerlo

· Unos 600 expertos de distintas disciplinas acudirán a este Congreso, en el que se espera contar con la presencia del político Pedro Zerolo, la escritora Espido Freire o el médico Santiago Palacios

· Como otros temas de interés, se hablará sobre la violencia de género, la homosexualidad, los trastornos en la salud alimentaria o el abuso sexual en niños

Seducir, un arte prehistórico y de tanto interés actual, no es sólo patrimonio de algunos privilegiados. Todos podemos ser seductores y existen una serie de habilidades sencillas y fáciles de aprender que pueden potenciar esta facultad innata del ser humano (que, con sutiles diferencias, posee el resto de animales). Durante el próximo Congreso Español de Sexología, que se celebra en Madrid del 1 al 4 de junio, se llevará a cabo un taller práctico en que se mostrarán algunas de las claves para que, en ciertos momentos, la seducción sea un éxito. Ésta es tan sólo una de las muchas actividades científicas que se han previsto para este evento científico, que espera reunir en la capital española a cerca de 600 expertos de diferentes ámbitos.

Como reconoce la presidenta de este Congreso, Miren Larrazábal, “este taller se lleva realizando desde hace 5 años en los últimos congresos de Sexología, siendo el que más éxito tiene en cuanto a asistencia”.

El taller, de dos horas, permite al asistente saber qué es y qué no es la seducción, en qué consiste ser seductor, devela mitos e ideas erróneas al respecto, y apunta los miedos y limitaciones que existen a la hora de poner en marcha el juego de la seducción; además, se hace una descripción de todas aquellas habilidades que son susceptibles de ser aprendidas y practicadas para seducir. “Todos los seres humanos podemos aprender el arte de la seducción; hay muchas formas de seducir , cada uno de nosotros tiene un estilo particular y personal de hacerlo”, asegura Miren Larrazábal, coordinadora de este taller y presidenta del Congreso. Tal y como añade esta experta, directora del Instituto Kaplan de Psicología y Sexología, “lo que se pretende es mostrar que todos llevamos un seductor dentro de nosotros, que con la práctica y el aprendizaje de habilidades específicas podemos potenciar y manifestar”.

Aprender a seducir

Los animales también seducen: en ellos el cortejo está predeterminado genéticamente, con un fin cerrado y preestablecido: la cópula para lograr la reproducción; en el ser humano, la seducción es mucho más: llega a ser un fin en sí misma. El Hombre sigue ciertas pautas predeterminadas en la conducta de cortejo, tal y como hacen los animales, existiendo esquemas de conducta de conquista comunes a todas las culturas.

Aunque hay una parte biológica y genética que hace que unas personas tengan mayor facilidad innata para seducir que otras, hay elementos de la seducción que se pueden desarrollar. La seducción se puede practicar y hacer más efectiva si se cuida el lenguaje verbal y corporal: miradas seductoras, palabras que acarician, silencios persuasivos, leves gestos, contactos de apariencia casual...

Tal y como reconoce la psicóloga Miren Larrazábal, “miradas evocadoras, palabras sugerentes, sonrisas prometedoras, movimientos velados, proximidad inquietante, silencios elocuentes y el arte de sugerir, insinuar, dar a entender sin mostrar, generar interés por lo implícito...son habilidades que se pueden aprender, que cualquier ser humano es capaz de practicar con un cierto grado de éxito”. Según añade, “asomarnos a sus abismos y aprender algunas de sus claves mediante ejercicios prácticos es el objetivo del taller sobre el juego apasionante de la seducción”.

Un arte misterioso

La seducción ha interesado a la Humanidad desde sus albores: desde la Antigüedad el arte de seducir ha sido objeto de estudio, de interés y de práctica, a veces con fines poco éticos y con consecuencias desastrosas. A veces un arte perseguido por las religiones o maldito, oficio denostado de pócimas y encantamientos, propio de brujas y alcahuetas. En otras épocas, como el siglo XVIII, se ha considerado un arte supremo del placer y el deleite. Responsable de ríos de tinta, libros, tratados, poemas, recetas, manuales, creador de grandes mitos y leyendas literarias. Hoy la seducción sigue interesando como siempre, o más que nunca, a pesar de que aparentes tecnologías frías lleven a relacionarnos sin misterio.

Seducir es una tarea más que atractiva: es misteriosa. De ese misterio solo es evidente la punta del iceberg, puesto que la mayor parte de los procesos de seducción transcurren ocultos.

Un Congreso de referencia

Hacer un congreso sobre sexo con un carácter eminentemente científico y abierto a todos es el principal objetivo que se plantean los responsables del IX Congreso Español de Sexología, que reunirá a más de medio millar de expertos de áreas tan diversas como la Psicología, la Sexología, la Urología, la Ginecología, la Enfermería o el Periodismo.

La presencia de personajes públicos como el Secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE Pedro Zerolo o la escritora Espido Freire son sólo algunos de los alicientes de un encuentro que tiene su verdadero interés en el amplio, variado y sugerente programa científico. Desde mesas en las que se debate sobre homosexualidad y homoparentalidad, el abuso sexual a niños, la violencia de género o la confianza y satisfacción del varón en la relación sexual, los problemas de falta de deseo, hasta otras en las que se profundizará en los trastornos sexuales asociados con algunas enfermedades ginecológicas o urológicas o sesiones en las que se hablará de las sexualidad en personas con necesidades físicas especiales, el evento recorre un amplio espectro de temas. Pero, sin duda, las sesiones más sugerentes y prácticas serán los talleres de trabajo, que versan sobre temas tales como las fantasías sexuales, la hipnosis, las caricias o las habilidades de seducción (el programa preliminar está colgado en la web www.sexologia2006.org).