El sadomasoquismo tiene su versión ligera

Dra. Charley Ferrer

Usar un látigo, esposas y ropa de cuero en pleno acto sexual sería catalogado por muchos como una aberración y seguramente pase por su mente la figura del Marqués de Sade.

Pero hoy los expertos en la materia están hablando de Sadomasoquismo Light, práctica que cuenta con gran cantidad de seguidores y que no es más que el uso de la dominación y sumisión por la pareja en la cama.

"Es una forma de control, de placer, de cambiar la energía uno al otro, no quiere decir que estás haciendo algo malo, sólo se está siendo más apasionado", comenta la Dra. Charley Ferrer, sexóloga estadounidense, quien disertó sobre el tema en el XV Simposio Internacional de Satisfacción Sexual, celebrado en Caracas.

La experta señala que este tipo de relaciones le permiten a la persona ser más aventurera, apasionada y flexible con lo que cree, hace o piensa, porque la idea es experimentar y sentir con la pareja.

"Al dar un chupón en el cuello de tu pareja lo haces para que la gente sepa esto es mío y no me lo toques. Esto es un símbolo de poder".

- En el sadomasoquismo ocurre lo mismo, tú le haces una marca a tu pareja para que todo el mundo sepa que es tuya. El común de la gente hace lo mismo, pero le pone un nombre diferente.

Ferrer indica que la gente que está involucrada en esta práctica es 90% dominante y 10% sumisa, aunque ambos sexos pueden asumir cualquiera de los dos roles, pero cuando el hombre es el que ocupa una posición dócil, no tiene prejuicios machistas y cuenta con más valentía para confiar en su pareja y doblegarse ante ella.

"No sólo es tener el control, también es participar, interactuar, darle a tu pareja algo diferente y compartir, porque esta experiencia no la vas a probar con todo el mundo. Es tener todo el placer y tratar diversas cosas".

Mordiscos, pellizcos, nalgadas, jalones de cabello, chupones en distintas partes del cuerpo, o colocarse vendas en los ojos, son algunas de las herramientas que se incorporan a este tipo de relación, que no en todas las oportunidades terminará en sexo, según detalla la especialista. "Los juegos eróticos pueden ser sexuales o físicos sin sexo. La mayoría de la gente que practica el sadomasoquismo light no tiene el sexo como único fin, sino que quiere experimentar diversas sensaciones que desea alcanzar".

¿Cuál es el límite?

La sexóloga comenta que tras 5 a 10 minutos de estimulación el cuerpo no sabe la diferencia entre placer y dolor, y aunque no es la misma sensación, el organismo la interpreta igual.

"La diferencia entre el placer y el dolor es lo que tú piensas. Yo puedo darle palmadas suaves a mi pareja y él puede sentirse bien, pero si le doy duro tendrá una sensación diferente tanto física, como mentalmente".

Por esta razón, la persona debe experimentar lo que sienta mejor y comunicarle a su pareja cuando algo le desagrada.

"Hay que discutir lo que se quiere hacer antes de tiempo, ir jugando con las ideas y hablarlo con tu pareja".

- Pero cuando dices no quiero más y tu pareja sigue, es abuso, eso es patológico.

Tips para mujeres orgásmicas

Para disfrutar a plenitud su sexualidad, la autora de los libros Para la mujer sensual y Kamasutra latino ofrece una serie de consejos que se detallan a continuación:

- Estar en el momento, hablar con tu pareja y disfrutar lo que está pasando en tu cuerpo.

- Darte permiso para tratar cosas nuevas, dejando atrás los prejuicios y las culpas.

- Ser aventurera, tratar diversas cosas, en diferentes días y lugares. “Mucha gente piensa que en el único sitio donde pueden ser sensuales es en el cuarto. Tú puedes ser sensual en el carro, en la oficina, en la puerta, llamando, usando videos o teniendo sexo por internet con tu pareja”, señala la experta.

- Comer chocolate porque ayuda a liberar endorfinas que causan en el organismo una sensación placentera.

- Es importante decirle a tu pareja lo que te gusta y lo que no te gusta, lo que quieres tratar o no.

- Hay que repetir tres veces las cosas que se están experimentando, para saber si te gustan o no, a menos que la primera sensación haya sido muy desagradable.

- Comentar tu experiencia sexual con tus amigas y escuchar sus consejos.

** Como publicado en Diario El Carabobeño / Suplemento Médico Edición Enero 2006

** Traducion Alejandra Hernandez