Mitos sobre la sexualidad del puerperio

En algunas sociedades la abstinencia se mantiene durante días ( cuarentena), meses, o durante toda la lactancia.

Las razones que sostienen estos mitos son: sangrado, temor a nuevo embarazo, temor a interruptor la lactancia.

No hay razones médicas que justifiquen la ausencia de relaciones sexuales coitales después de los 21 días del parto o la cesárea ( cierre del orificio cervical externo del útero), si los genitales externos se encuentran en condiciones de hacerlo.

Pueden aparecer trastornos sexuales en la mujer y también en el varón. Las disfunciones  pueden  ser “transitorias” o “definitivas”. Cuando el problema no es identificado y fundamentalmente tratado a tiempo, éste suele perpetuarse y tornarse definitivo, aún  después de finalizado el embarazo. La mayoría  de las causas que  pueden tornar  permanente una disfunción sexual,  tienen  que ver con  la  llegada del nuevo huésped a la casa.  La falta de intimidad, la demanda de atención (especialmente materna), la falta de tiempo, la redistribución de roles  entre otras cosas, poco a poco van diluyendo el interés por resolver el problema. La prioridad ahora es otra: el bebé. Cuando la consulta es oportuna, la información veraz brindada por un profesional idóneo o una terapia breve, suelen ser suficientes para  solucionar el problema sexual  en poco  tiempo.

Las disfunciones más frecuentes suelen ser:

  • disminución o falta de deseo sexual (en ambos),
  • anorgasmia (aunque hay mujeres que tienen la posibilidad de experimentar su primer orgasmo durante el segundo trimestre del embarazo, debido a la importante  congestión pelviana propia  de  esta etapa), 
  • dificultad eréctil y  eyaculación precoz en el varón.

Una consulta oportuna al profesional indicado ( médico o psicólogo sexólogo), puede brindar la posibilidad de corregir algunas actitudes inapropiadas para evitar un distanciamiento erótico mayor de la pareja.

Dra. Olga B. Marega.
Especialista jerarquizada en Obstetricia. Ginecología
Especialista en sexología clínica
Master en sexualidad humana