Andropausia: ¿Mito o Realidad?

Dr. Gerardo Jiménez Ramirez

 

Andropausia es una palabra muy escuchada últimamente. Muchos se preguntan que es y la mayoría de los hombres le temen. Aunque no representa un cese o pausa de la masculinidad, si comprende una serie de síntomas y signos producidos por una disminución en la producción de hormonas sexuales masculinas (andrógenos) que afecta al sexo masculino una vez que alcanzan ya la madurez de edad, es decir, a partir de los 40 años. también se le conoce como Deprivación Androgénica del Adulto Mayor (ADAM por sus siglas en inglés) o Hipogonadismo del Adulto Mayor.

La testosterona, el principal andrógeno, es la protagonista de este padecimiento. Esta hormona es la responsable de la diferenciación del embrión en sexo masculino (por el gen Y que portamos), de los caracteres sexuales secundarios que se desarrollan en la pubertad (masculinización), la producción de espermatozoides, mantenimiento de estructuras anatómicas (músculo, hueso, sangre, vasos sanguíneos, cuerpos eréctiles del pene) y de parte de nuestras conductas (impulsividad, agresividad, deseo sexual).

Tomando en cuenta la acción androgénica de esta hormona, su deficiencia puede ser evaluada (cuando se sospecha) a través de una escala denominada AMS (Aging Maleses Symptoms) y, por supuesto, al determinar los niveles de testosterona total y libre en sangre. Sólo así, y luego de una evaluación completa que incluye la próstata, el médico diagnosticará en forma precisa y considerará la indicación del reemplazo hormonal con formulaciones farmacológicas, sobre todo del tipo inyección de depósito.

Los parámetros evaluados en la AMS son:

  • Disminución del sentimiento general de bienestar.
  • Dolor muscular y de articulaciones.
  • Sudoración excesiva.
  • Problemas de sueño.
  • Aumento de la necesidad de dormir, generalmente sensación de cansancio.
  • Irritabilidad.
  • Nerviosismo.
  • Ansiedad.
  • Cansancio físico / falta de vitalidad.
  • Disminución de la fuerza muscular.
  • Ánimo deprimido.
  • Sentimiento de haberse pasado su mejor etapa.
  • Sentimiento de que está acabado o va de bajada.
  • Disminución del crecimiento de la barba.
  • Disminución en su habilidad / frecuencia de desempeño en encuentros sexuales.
  • Disminución del número de erecciones matutinas.
  • Disminución del deseo sexual / libido.
  • Algún otro síntoma mayor.

Si usted considera que presenta toda esta sintomatología o parte de ella, consulte al médico. Todos estos síntomas reflejan deterioro de la calidad de vida actual y se pueden prevenir problemas posteriores (por ejemplo, la osteoporosis). Las ciencias médica avanzan cada día y aumentan las alternativas terapéuticas.